Esteganografía. El arte de camuflar archivos.

Ya sabemos que el mundillo de la informática es bastante extenso. Puede tener cierto símil con la medicina pero obviamente esta última es abultadamente más compleja y por supuesto, los fallos repercuten directamente en las personas y no en cosas materiales como una red o equipos informáticos.

Pero lo que si queda claro es que, al menos en el mundo informático, nunca se sabe todo. Es un constante aprendizaje, y muchísima atención a los miles de parámetros y/o sucesos acaecidos diariamente, de los cuales, siempre se suele escapar alguno.

Por ello, la Esteganografía puede valerse de esto mismo para esconder ficheros dentro de imágenes por ejemplo.

Consiste puramente en ocultar archivos en imágenes. ¿Qué necesidad tengo de esto? Bueno, piensa que necesitas esconder ciertos ficheros de miradas indiscretas, o que tu equipo es usado por mas de una persona y hay ciertos ficheros que solo debes conocer su existencia. Dícese un fichero con contraseñas (que no se debería tener pero bueno).

¿Y cómo lo puedo hacer?

camuflar

Hace unos años existía(y existe) un software llamado Camouflage que era exclusivamente para este fin. He intentado hacer la demostración con este programa pero en Windows 8 parece ser que no funciona.

Sin embargo buscando alternativas he topado con OpenPuff y me ha dejado gratamente sorprendido. Podéis descargarlo desde aquí. Este programa mezcla esteganografía con encriptación con hasta tres claves distintas.

openpuff1

Tiene más funciones pero solo nos centraremos en las de ocultar información. Para ello pulsamos “Hide” al lado del smile amarillo que manda a callar xD.

openpuff2

Captura de la ventana de opciones.

Posteriormente como primer paso (1) seleccionamos clave A, clave B y clave C. Podemos desactivar clave B y C en los ticks que aparecen pero esto le resta blindado. De elegir las tres contraseñas, hemos de ponerlas totalmente distintas. La barrita de Passwords check nos indicarán en verde si de verdad son diferentes.

El segundo paso (2) es elegir el fichero a ocultar. Es decir, el archivo confidencial. Buscamos en la ruta donde lo tengamos y lo añadimos.

Acabado esto procedemos al tercer paso (3) donde añadimos una imagen en la cual vamos a camuflar el fichero anteriormente elegido. Cabe destacar que es importante coger una imagen de un buen tamaño para que no haya problemas en la ocultación.

El paso cuarto (4) es elegir  el nivel de blindado que queramos usar, eligiendo el tipo de archivo dependiendo donde vaya a esconder mi fichero.

Pulsando Hide Data! (5) veremos como acaba el proceso.

openpuff3

Ya tendremos nuestra imagen con nuestro fichero confidencial.

Para recuperar el fichero escondido basta con iniciar el programa de nuevo, y en vez de elegir Hide al lado de la carita silenciosa, pues elegir Unhide y realizar la colocación de nuestra clave ( o las tres dependiendo nuestra configuración), elegir el archivo de imagen donde tenemos nuestra información y presionar Unhide!

Vemos otra alternativa a la confidencialidad de la información. La Esteganografía usa la discreción para ocultar ficheros pero no es una alternativa 100% sola de por sí. En cambio, Openpuff encripta con contraseñas los archivos, dando una solidez bastante interesante.

Espero que os sirva para vuestro día a día!!

 

Un saludo!